Comentario crítico: Luis Cernuda, “Peregrino”


PEREGRINO

¿Volver? Vuelva el que tenga,
tras largos años, tras un largo viaje,
cansancio del camino y la codicia
de su tierra, su casa, sus amigos,
del amor que al regreso fiel le espere.

Mas, ¿tú? ¿Volver? Regresar no piensas,
sino seguir libre adelante,
disponible por siempre, mozo o viejo,
sin hijo que te busque, como a Ulises,
sin Ítaca que aguarde y sin Penélope.

Sigue, sigue adelante y no regreses,
fiel hasta el fin del camino y tu vida,
no eches de menos un destino más fácil,
tus pies sobre la tierra antes no hollada,
tus ojos frente a lo antes nunca visto.

Luis Cernuda, Desolación de la quimera (1956-62)

 

Temas

Desarraigo y ruptura con la tierra nativa (símbolo: Itaca)

La “España peregrina”: vivencia de los exiliados republicanos o antifranquistas que no quieren volver (símbolo: Odisea sin regreso)

Valor supremo de la libertad personal (frente a sus limitaciones por la dictadura franquista)

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Antonio Machado, “El mañana efímero”


EL MAÑANA EFÍMERO

 

La España de charanga y pandereta,

cerrado y sacristía,

devota de Frascuelo y de María,

de espíritu burlón y de alma quieta,

ha de tener su mármol y su día,

su infalible mañana y su poeta.

El vano ayer engendrará un mañana

vacío y ¡por ventura! pasajero.

Será un joven lechuzo y tarambana,

un sayón con hechuras de bolero,

a la moda de Francia realista,

un poco al uso de París pagano,

y al estilo de España especialista

en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,

vieja y tahúr, zaragatera y triste;

esa España inferior que ora y embiste,

cuando se digna usar de la cabeza,

aún tendrá luengo parto de varones

amantes de sagradas tradiciones

y de sagradas formas y maneras;

florecerán las barbas apostólicas,

y otras calvas en otras calaveras

brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana

vacío y ¡por ventura! pasajero,

la sombra de un lechuzo tarambana,

de un sayón con hechuras de bolero:

el vacuo ayer dará un mañana huero.

Como la náusea de un borracho ahíto

de vino malo, un rojo sol corona

de heces turbias las cumbres de granito;

hay un mañana estomagante escrito

en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,

la España del cincel y de la maza,

con esa eterna juventud que se hace

del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,

España que alborea

con un hacha en la mano vengadora,

España de la rabia y de la idea.

 

 

Antonio Machado, Campos de Castilla (edición de 1917, Poesías completas).

 

Temas

Crítica del tradicionalismo y la España anclada en el pasado

Esperanza en una revolución popular, comandada por la juventud (cfr. revoluciones en Rusia y Alemania)

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Lorca, “La Aurora”


LA AURORA

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean en las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraísos ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.

Federico García Lorca, “Calles y sueños”, Poeta en Nueva York (1929-30)

 

Temas

La naturaleza expulsada o marginada de la gran ciudad humana

La deshumanización de la sociedad capitalista

Efectos de la crisis económica en las relaciones humanas: 1929

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Poemas del exilio


Después de haber seleccionado un poema de exiliados, sobre el exilio o sobre el afuera en que estamos, grabamos su recitación. He aquí el resultado.

http://www.ivoox.com/poesia-del-exilio_md_2973677_1.mp3″ Ir a descargar

Max Aub, Diario de Djelfa (1942)
“Cancionerillo africano”, 3

Cada año muere la tierra,
cincuenta son la medida
más corriente de los hombres
tres meses la de la espiga,
una mañana las flores,
horas las moscas del día,
montan siglos las ballenas,
y tanta muerte es la vida,
igual que estas alambradas
plantan la libertad viva.

 

Foto del Campo de concentración de Djelfa (Argelia, 1942)

El Bosque y el mar


Estos rumores…

Estos rumores, estos
leves susurros conocidos
de cielos, hojas, vientos y oleajes
son mis aires mejores, ya felices
o confesadamente melancólicos.
Vuelvo a encontrarlos, vuelvo
a sentirlos tan míos
después de tan alegres y cansados
recorridos por tierras veneradas
que eran mi vida antigua,
la clara vida cuando mis cabellos
al sol volaban libres, sin temores.

Aquí están prolongados
en lamentos que fueron mi lenguaje,
en onduladas sílabas o en largas
conversaciones o en subido llanto.

Nada como sentirse comprendido,
enlazado, mezclado, arrebatado
por este misterioso idioma de los bosques,
de la mar, de los vientos y las nubes.
Ya es una sola voz, una garganta
sola la que susurra,
la que viene y se va rumoreando.
Uno el sonido del total concierto.

Vuelve el poeta al aire de sus aires.

(Poemas de Punta del Este)

 

ANTONIO BERNAL RODRIGUEZ

Rafael Alberti: Lo que dejé por ti.


Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.

Roma, peligro para caminantes (1968)

Lucía Cordero Sánchez.         2 Bachillerato C.