Xavier Villaurrutia.


AMOR CONDUSSE NOI AD UNA MORTE.

Amar es una angustia, una pregunta,
una suspensa y luminosa duda;
es un  querer saber todo lo tuyo
y a la vez un temor de al fin saberlo.

Amar es reconstruir, cuando te alejas,
tus pasos, tus silencios, tus  palabras,
y pretender seguir tu pensamiento
cuando a mi lado, al fin  inmóvil, callas.

Amar es una cólera secreta,
una helada y diabólica  soberbia.

Amar es no dormir cuando en mi lecho
sueñas entre mis  brazos que te ciñen,
y odiar el sueño en que, bajo tu frente,
acaso en  otros brazos te abandonas.

Amar es escuchar sobre tu pecho,
hasta  colmar la oreja codiciosa,
el rumor de tu sangre y la marea
de tu  respiración acompasada.

Amar es absorber tu joven savia
y juntar  nuestras bocas en un cauce
hasta que de la brisa de tu aliento
se  impregnen para siempre mis entrañas.

Amar es una envidia verde y  muda,
una sutil y lúcida avaricia.

Amar es provocar el dulce  instante
en que tu piel busca mi piel despierta;
saciar a un tiempo la  avidez nocturna
y morir otra vez la misma muerte
provisional,  desgarradora, oscura.

Amar es una sed, la de la llaga
que arde sin  consumirse ni cerrarse,
y el hambre de una boca atormentada
que pide más  y más y no se sacia.

Amar es una insólita lujuria
y una gula voraz,  siempre desierta.

Pero amar es también cerrar los ojos,
dejar que el  sueño invada nuestro cuerpo
como un río de olvido y de tinieblas,
y  navegar sin rumbo, a la deriva:
porque amar es, al fin, una indolencia.
   

                                                                                                                                       Lucía Jiménez Soler.

Anuncios

SALVADOR NOVO.


EL AMIGO IDO

Me escribe Napoleón:“El Colegio es muy grande,

nos levantamos muy temprano,

hablamos únicamente en inglés,

te mando un retrato del edificio…”

Ya no robaremos juntos dulces

de las alacenas, ni escaparemos

hacia el río para ahogarnos a medias

y pescar sandías sangrientas.

Ya voy a presentar sexto año;

después, según las probabilidades,

aprenderé todo lo que se deba,

seré médico,

tendré ambiciones, barba, pantalón largo…

Pero si tengo un hijo

haré que nadie nunca le enseñe nada.

Quiero que sea tan perezoso y feliz

como a mí no me dejaron mis padres

ni a mis padres mis abuelos

ni a mis abuelos Dios.

                                              Espejo, 1933

AMOR

Amar es este tímido silencio

cerca de tí, sin que lo sepas,

y recordar tu voz cuando te marchas

y sentir calor de tu saludo.

Amar es aguardarte

como si fueras parte del ocaso,

ni antes ni después, para que estemos solos

entre los juegos y los cuentos

sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,

tu perfume en el aire que respiro,

y contemplar la estrella en que te alejas

cuando cierro la puerta de la noche.

                                                 Espejo, 1933

Lo que me gustaría en un futuro.


Cuando termine el bachiller me gustaría estudiar en la Universidad de Sevilla la carrera de periodismo ya que es una carrera que me ha llamado la atención desde siempre.

Me gustaría trabajar en Madrid o Barcelona, ya que son unas de las ciudades que siempre están en los medios de comunicación y que suceden más cosas de las que se puedan informar.

Lo que me gusta de esta profesión es que a la vez que tu misma estás informándote, se informan las demás personas de la política, de los deportes, etc. al leer los periódicos, ver la televisión, escuchar la radio, etc.

Con este trabajo se tienen muchas ventajas, como la de poder viajar a muchos países, a ciudades importantes, conocer a nuevas personas, conocer nuevas culturas. También tiene muchos inconvenientes como el de estar lejos de tu familia cuando tengas que viajar e ir sin conocer el sitio y sus costumbres.