Un enredo de 20 o 30: Lectura participativa de las vanguardias hispánicas

Cabecera Enredo 2

Visita la página web del proyecto, pulsando sobre los títulos y siguiendo el enlace.

Un enredo de 20 o 30.

Lectura participativa de las vanguardias literarias hispánicas

ÍNDICE

Intro: Lo positivo de las vanguardias

1. Objetivos y objeto del proyecto

2. Procedimiento: enredo

3. Forma de participación

4. Las escenas

Fuentes para preparar este “juego serio”

Registro en el proyecto

Callejón del Gato

Callejón del Gato

OBJETIVOS

El estudio de las vanguardias estéticas y literarias por el alumnado de 2º Bachillerato puede convertirse en un imposible, dado el cúmulo de datos que se les viene encima: una enorme variedad de personas, corrientes y obras. Paradójicamente, aunque no formen parte del currículo oficial, las vanguardias son decisivas para entender el desarrollo del grupo del 27 en poesía, así como la narrativa y el teatro antes de 1939.

Con el propósito de dar cuenta de esta realidad economizando esfuerzos y usando la creatividad, hemos recurrido a un juego que facilita el aprendizaje, imita algunos usos habituales en el vanguardismo literario (el azar objetivo, la mixtura, la reutilización o el reciclaje, el humorismo) y ofrece como resultado un producto actual: la escritura colaborativa de una obra.

OBJETO: “20 o 30”

“20 o 30” son las décadas en que florecieron las vanguardias literarias en España, aun cuando sus fuentes europeas sean el futurismo y el dadaísmo, poco antes y durante la 1ª Guerra Mundial.

También son “20 o 30” las personas influyentes que podemos seleccionar de entre un elenco amplísimo. Lo cierto es que las vanguardias no fueron un movimiento de masas, sino un asunto de minorías muy activas, a pesar de que se relacionasen, y acabaran fundiéndose, con las ideologías revolucionarias o fascistas.

Cuadro de Gutiérrez Solana

Cuadro de Gutiérrez Solana

REGISTRO

Caricatura de la generación del 27

Caricatura de la generación del 27

Un comentario en “Un enredo de 20 o 30: Lectura participativa de las vanguardias hispánicas

  1. Carta a Francisco Ayala
    Muy bien, amigo Ayala, su noble rectificación en La Gaceta Literaria del 1 de febrero. Siempre le supuse incapaz de agraviar injustamente, y he celebrado muy de veras que lo demuestre ahora con su conducta. Como esto era lo esencial, no contesto a ciertos detalles de su carta. La ironía es arma lícita y no seré yo quien le reproche su uso. Por lo demás, ahí están los textos: el de usted, el mío que lo motivó y el suyo de 1º de setiembre, por si algún curioso desocupado quiere confrontarlos y juzgar.
    saludos
    Gerardo Diego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s