Cerré mi puerta al mundo

 Cerré mi puerta al mundo;
se me perdió la carne por el sueño...
Me quedé, interno, mágico, invisible,
desnudo como un ciego.

Lleno hasta el mismo borde de los ojos,
me iluminé por dentro.

Trémulo, transparente,
me quedé sobre el viento,
igual que un vaso limpio
de agua pura,
como un ángel de vidrio
en un espejo.
 
Emilio Prados

[Entre 1939 y 1962, Emilio Prados vive, como otros, un exilio obligado a México
al pertenecer al vbando republicano durante la guerra civil. Este tiempo delimita 
la segunda etapa de su trayectoria poética ya que sus textos van a sufrir a
 partir de ahora una profunda transformación. Son poemas que se hacen cada
 vez más densos y expresan ideas centradas en las preocupaciones religiosas y filosóficas 
del poeta.]

Julia Sánchez Ramos 2ºbtoC
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s