La elección, Rosa Montero

http://elpais.com/elpais/2013/10/07/opinion/1381149208_431690.html

“Nada de lo humano me es ajeno”, dijo el romano Terencio, y es verdad: si miramos bien dentro de nosotros ahí está todo, lo sublime y lo atroz, la capacidad para acabar convertido en un ángel o un verdugo. Y, dentro de ese casi infinito abanico de posibilidades, uno escoge. Uno siempre escoge aunque no lo sepa porque la pasividad también es una elección. Que te compromete, y te mancha como cualquier otra. Escogemos todos, pues, los individuos y las sociedades, y podemos dejarnos llevar por nuestros peores instintos, por las emociones más primarias y más bárbaras, o levantar la cabeza, aplicar la empatía y la razón, intentar ser mejores de lo que somos, mirar lo grande que es el cielo, como decía Hipatía en la bella película de Amenábar.

No son tiempos buenos. Pienso en la delirante carnicería del centro comercial de Nairobi, en la xenofobia creciente y la indiferencia ante morideros como Lampedusa, en la violencia de los matones griegos de Amanecer Dorado. Gabi Martínez cita en su libro Solo para gigantes un brutal proverbio beduino: “Yo contra mi hermano. / Yo y mi hermano contra nuestro primo. / Yo, mi hermano y nuestro primo contra los vecinos. / Todos nosotros contra el forastero”. Y en Yo soy Malala, la autobiografía de la niña paquistaní a la que los talibanes dispararon en la cabeza por querer ir a la escuela, se cuenta que, entre los pastunes, el pueblo de los talibanes y de la propia Malala, las reyertas entre familiares y vecinos son tan comunes que la palabra primo también quiere decir enemigo. Esa actitud tremenda, tribal, hostil, deshumanizadora, violenta, de considerar al otro un contrario a abatir, es un sucio y primitivo veneno que llevamos todos en la barriga. Tenemos que ser capaces de combatirlo. Y para eso hay que elegir. Por cierto: Malala eligió, y en condiciones durísimas. Todo un ejemplo.

 

Comentario formal:

organización de las ideas:

se divide en tres partes:

1º parte (desde el principio hasta Amenábar): esencialemente nos dice que todos tenemos la capacidad de escoger como actuar con los demás

2ºparte ( desde no son tiempos buenos hasta quiere decir enemigo): este quiere decir que tratamos al semejante como enemigo, sea cual sea

3º parte (el resto del párrafo): esa actitud que tenemos deberíamos evitarla eligiendo

 

resumen:

el ser humano tiende a actuar por sus emociones y sentimientos, sin ser razonable y pensar en sus actos. También esos actos, son sentimientos negativos hacia la otra persona sin pensar en el daño que le puede causar. Se intenta que las personas puedan seleccionar una manera de actuar sin ver al vecino como un enemigo.

 

Tema: actitud del ser humano considerando a los demás como contrarios.

 

Comentario crítico

Rosa Montero, autora de este artículo, es una de las articulistas más importantes de este país, escritora del periódico EL PAÍS y cuya opinión redacta en este artículo es que la raza humana está cambiando, ya no es como antes, se ha cultivado un pensamiento negativo de los demás, un sentido cometitivo, egoísta y poco empático.

Actualmente, España y los demás países desarrollados y subdesarrollados del mundo (exceptuando algunos), se basan en una economía capitalista, dónde es un sistema de libre mercado, y, por tanto, se genera una gran competencia entre personas de distintos lugares y eso hace que veamos a los demás como enemigos y estando como está la crisis española y mundial, los ciudadanos se vuelven competitivos, cueles, despiadados, por un misero puesto de trabajo.

Esta actitud ataca a todos los factores de la sociedad. A lo largo de los años, la gente ha cambiado de  mentalidad, ahora, luchan por sus intereses personales, por su economía para evitar que la crisis les arrastre hacia la quiebra. Esto en un futuro puede provocar una ética y una moral materialista, egoísta y muy poco personalista.

Para concluir, es conveniente pensar en una solución para este tipo de ideas que hacen sacar la peor faceta de la raza humana.

Por: Pilar González García 2ºbto C

Anuncios

Un comentario en “La elección, Rosa Montero

  1. Además de separar el texto en partes, hay que describir la relación entre ellas. Dado que se trata de un texto argumentativo, es bastante sencillo: introducción o entrada (planteamiento del tema y de la tesis), desarrollo (argumentos) y conclusión.
    Es muy importante que revises el texto después de haberlo escrito para corregir errores de redacción. P. ej. no separes sujeto y predicado con una coma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s