La elección, Rosa Montero


http://elpais.com/elpais/2013/10/07/opinion/1381149208_431690.html

“Nada de lo humano me es ajeno”, dijo el romano Terencio, y es verdad: si miramos bien dentro de nosotros ahí está todo, lo sublime y lo atroz, la capacidad para acabar convertido en un ángel o un verdugo. Y, dentro de ese casi infinito abanico de posibilidades, uno escoge. Uno siempre escoge aunque no lo sepa porque la pasividad también es una elección. Que te compromete, y te mancha como cualquier otra. Escogemos todos, pues, los individuos y las sociedades, y podemos dejarnos llevar por nuestros peores instintos, por las emociones más primarias y más bárbaras, o levantar la cabeza, aplicar la empatía y la razón, intentar ser mejores de lo que somos, mirar lo grande que es el cielo, como decía Hipatía en la bella película de Amenábar.

No son tiempos buenos. Pienso en la delirante carnicería del centro comercial de Nairobi, en la xenofobia creciente y la indiferencia ante morideros como Lampedusa, en la violencia de los matones griegos de Amanecer Dorado. Gabi Martínez cita en su libro Solo para gigantes un brutal proverbio beduino: “Yo contra mi hermano. / Yo y mi hermano contra nuestro primo. / Yo, mi hermano y nuestro primo contra los vecinos. / Todos nosotros contra el forastero”. Y en Yo soy Malala, la autobiografía de la niña paquistaní a la que los talibanes dispararon en la cabeza por querer ir a la escuela, se cuenta que, entre los pastunes, el pueblo de los talibanes y de la propia Malala, las reyertas entre familiares y vecinos son tan comunes que la palabra primo también quiere decir enemigo. Esa actitud tremenda, tribal, hostil, deshumanizadora, violenta, de considerar al otro un contrario a abatir, es un sucio y primitivo veneno que llevamos todos en la barriga. Tenemos que ser capaces de combatirlo. Y para eso hay que elegir. Por cierto: Malala eligió, y en condiciones durísimas. Todo un ejemplo.

 

Comentario formal:

organización de las ideas:

se divide en tres partes:

1º parte (desde el principio hasta Amenábar): esencialemente nos dice que todos tenemos la capacidad de escoger como actuar con los demás

2ºparte ( desde no son tiempos buenos hasta quiere decir enemigo): este quiere decir que tratamos al semejante como enemigo, sea cual sea

3º parte (el resto del párrafo): esa actitud que tenemos deberíamos evitarla eligiendo

 

resumen:

el ser humano tiende a actuar por sus emociones y sentimientos, sin ser razonable y pensar en sus actos. También esos actos, son sentimientos negativos hacia la otra persona sin pensar en el daño que le puede causar. Se intenta que las personas puedan seleccionar una manera de actuar sin ver al vecino como un enemigo.

 

Tema: actitud del ser humano considerando a los demás como contrarios.

 

Comentario crítico

Rosa Montero, autora de este artículo, es una de las articulistas más importantes de este país, escritora del periódico EL PAÍS y cuya opinión redacta en este artículo es que la raza humana está cambiando, ya no es como antes, se ha cultivado un pensamiento negativo de los demás, un sentido cometitivo, egoísta y poco empático.

Actualmente, España y los demás países desarrollados y subdesarrollados del mundo (exceptuando algunos), se basan en una economía capitalista, dónde es un sistema de libre mercado, y, por tanto, se genera una gran competencia entre personas de distintos lugares y eso hace que veamos a los demás como enemigos y estando como está la crisis española y mundial, los ciudadanos se vuelven competitivos, cueles, despiadados, por un misero puesto de trabajo.

Esta actitud ataca a todos los factores de la sociedad. A lo largo de los años, la gente ha cambiado de  mentalidad, ahora, luchan por sus intereses personales, por su economía para evitar que la crisis les arrastre hacia la quiebra. Esto en un futuro puede provocar una ética y una moral materialista, egoísta y muy poco personalista.

Para concluir, es conveniente pensar en una solución para este tipo de ideas que hacen sacar la peor faceta de la raza humana.

Por: Pilar González García 2ºbto C

Anuncios

Lo que dejé por tí


Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.

La etapa sensitiva (1898- 1915)


 

a) Hasta 1908: Poesía emotiva y sentimental, la rpimera está marcada por la influencia de Bécquer, el  Simbolismo y un modernismo de formas tenues, rima asonante, versos de arte menor y música íntima. En ella predominan las descripciones del paisaje como reflejo del alma del poeta, un paisaje que no es natural ni fruto del paseo como el de Machado, sinosometido al estaticismo de un jardín interior, al intimismo de un orden. Predominan los sentimientos vagos, la melancolía, la música y el color desvaído, los recuerdos y ensueños amorosos. Se trata de una poesía emotiva y sentimental donde se transluce la sensibilidad del poeta a través de una estructura formal perfecta. Comienza por las Ninfeas (1900), una colección de poemas en prosa. Pertenecen a esta etapa las Rimas (1902), Arias Tristes(1903), Jardines Lejanos (1904) y algunos libros de la Segunda Antología Poética (terminada de imprimir en 1922). Aquí dejo un poema de su libro Jardines Lejanos:

Llueven estrellas de agua
sobre el jardín amarillo;
las hojas tiemblan la luz
de las lunas de estos siglos.

El cielo azul está negro
de tristezas y de fríos,
las flores son de otros árboles,
los pájaros de otros nidos.

Habrá, bajo un cielo claro,
un mágico paraíso
con flores rosas, con dulces
ruiseñores cristalinos…

La luna rosa está sola
naciendo en un abanico,
entre unos sauces de ensueño,
sobre el remanso de un río.

Éstos son árboles yertos,
éstos son nidos vacíos…
¡Nocturnos de primavera!,
¡fuentes, rosas, lunas, lirios!

… El oro triste y con lágrimas,
cuando el agua se ha dormido,
tiembla al paso de la brisa
con un temblor diamantino.

-Las dulces sienes con agua
saben de romanticismos;
un tono de corazones
melancólicos y místicos-.

Entonces el agua cae
sobre los ojos marchitos
y da sueño a las tristezas
y es amor y quita el frío…

Y hasta hace soñar con un
ruiseñor doliente y lírico,
que canta sobre la luna,
en el remanso de un río…

(II-Jardines místicos)Imagen

Pilar González García 2º bto C

Mi meta


Todos queremos conseguir una meta, nuestra meta. Siempre, desde pequeña me ha gustado la idea de ser abogada. He cambiado muchas veces de opinión, pero siempre he vuelto a querer lo mismo. Muchas personas ven a un abogado como un ser carroñero, que gana dinero con las desgracias ajenas. No puedo quitarle la razón a quien dice eso, porque es verdad, que hay algunos. Pero a mí, hay algo que me encanta de esta profesión, y es, que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, es decir, si se puede demostrar que alguien es inocente, hay que demostrarlo. Y, sin duda alguna, quiero demostrarlo.

Una de las cosas que me va a costar es estudiar mucho, los abogados siempre tienen que estar estudiando, sobretodo cuando cambia el gobierno y con él, las leyes. Pero sé que todos esfuerzo tiene su recompensa y si me rindo no conseguiría nada.

Con respecto al lugar donde me gustaría estar, no podría decir un sitio fijo ya que a mi me gusta viajar y disfrutar de los distintos paisajes del mundo, pero hay una ciudad que me llama la atención, Nueva York. Siempre me ha parecido un lugar magnífico donde vivir, trabajar, establecerse… Por eso, si puedo elegir un sitio donde vivir viviría  allí.new_york_1

Este sueño para mí es todo un  reto, no sé si lo conseguiré aún así, sé que lo habré intentado. 

Por: Pilar González García 2ºbto C