La báscula y el espejo: el ‘dramma’ de las bailarinas

http://cultura.elpais.com/cultura/2011/01/24/actualidad/1295823604_850215.html

El texto presenta una estructura clásica, ya que comienza exponiendo una idea general para, de una
forma ordenada, presentar matices particulares sobre la misma. a. El texto se articula en cuatro
apartados, cada uno de los cuales presenta una idea principal:

  • La primera división abarca los dos primeros párrafos los cuales nos adentran en la situación del mundo del ballet.
  •  La segunda división constaría de los siguientes cinco fragmentos que aparecen a continuación, donde nos hablan de la decadencia o fin de una era, la del ballet clásico tal como entendemos hoy, ya que nos cuenta que la obra Cisne Negro muestra un mundo de fantasía, donde hay un cliché barato tras otro.
  • La tercera división comprende los tres siguientes fragmentos en los que nos hablan de que el ballet no admite el sobrepeso, tal como una orquesta no admite instrumentos desafinados.
  • La cuarta división engloba el último párrafo donde nos habla de que la búsqueda de equilibrio y perfección en las grandes compañías de ballet ha cambiado la altura por el peso.

El tema de este artículo podría ser la búsqueda de la perfección ejecutiva, establecido por las tradiciones iconográficas y estilísticas.

En resumidas cuentas, este artículo quiere que veamos cual ha sido el cambio que se ha producido en la sociedad, y para ello utiliza como ejemplo el ballet, más concretamente la escenificación del Cisne Negro. En el mundo del ballet las cosas han ido cambiando; antes las bailarinas no eran tan delgadas como ahora, miraban más la altura. Nos habla sobre Trinidad Sevillano, una bailarina temperamental, virtuosa y exquisita que no era precisamente ni alta ni delgada pero que primó el arte por encima de unos patrones estéticos. En una entrevista del diario alemán John Neumeier (director del Ballet de Hamburgo) nos dice que no le gustó el Cisne Negro ya que se pretende abrir una puerta a un mundo desconocido. Buscar responsables o culpables de la prosecución de tal perfil es ocioso cuando no equivocado.

Comentario crítico

Roger Salas, narrador cubano, nacido en Holguín en 1950. Desde muy temprana edad encauzó su vocación artística a través de dos manifestaciones bien diferenciadas como son la danza y la creación literaria. A comienzos de la década de los años ochenta, su oposición al régimen castrista le obligó a emprender un largo exilio que, tras llevarle por diferentes países de Europa, le condujo definitivamente a España, donde se afincó y se empleó como crítico de danza y moda en un prestigioso diario de información general. El autor defiende que el drama del análisis estético contemporáneo consiste en la atomización de las técnicas escénicas y del material coréutico. Esta es una confusión no intencionada que se da desde los albores de la danza contemporánea, adoptando el hecho de ser contestatario cómo parte del hecho de ser moderno. Por ello la negación de la técnica del ballet cómo parte de la negación de la tradición.

En mi opinión pienso que es un buen artículo ya que nos hace darnos cuenta de hasta donde están llegando las modas y hasta el punto que nos dejamos influenciar por la estética, ya que estamos haciendo cambiar el arte por las iconográfias y estilísticas que nos está imponiendo la sociedad. Esto también nos puede hacer pensar en las enfermedades que se pueden llevar a cabo por la búsqueda de un icono que está cambiando nuestra forma de pensar en la belleza. Aquí suelen ser más débiles las niñas ya que es lo que están viendo en su socialización primaria. En realidad el cariotipo de mujer que estamos teniendo actualmente en la sociedad no es el realmente buscado, ya que está causando serios problemas en la salud que no solo afecta a actrices, modelos o bailarinas, si no que también a hombres, niños y mujeres de la vida diaria. Este artículo es una buena forma de ver cómo la sociedad va cambiando por las modas. Vivimos en una sociedad donde dos terceras partes de la población tiene un peso normal, de acuerdo a las normas médicas, pero prácticamente todos ellos quieren adelgazar. Si se trata de mujeres, aún más. La mitad de las chicas que vemos delgadas se ven a sí mismas gordas. Su ideal sería estar flacas. Para mí, la delgadez extrema es muy peligrosa ya que aparte de disminuir la energía de nuestro cuerpo, provoca tales enfermedades como la anorexia, que si llegan a un punto pueden ser letales. También podemos encontrar lo contrario a la delgadez que el sobrepeso es todo lo contrario a la delgadez extrema. Significa que el individuo tiene más grasa corporal de la que debería tener. El sobrepeso, o bien está provocado por una adicción a la comida, o por baja autoestima. Por ejemplo, una mujer que mide 1’68 debería pesar 60-70 kilos, pero con sobrepeso llega a alcanzar los 90-100 kilos.

En conclusión, no es bueno dejarnos llevar por la moda, ya que nos pueden hacer caer en enfermedades que nos lleven a la muerte.

CRISTINA DORANTES RUIZ. GRUPO 2

Anuncios

Un comentario en “La báscula y el espejo: el ‘dramma’ de las bailarinas

  1. El artículo no fue escrito en 2014, lo que da pie a una tentación insuperable para cualquier estudiante: copiar.
    En líneas generales, es un buen comentario. A mejorar: el resumen traza pinceladas sueltas y no aprovecha la descripción que has hecho de la estructura del artículo. Es muy importante que revises el texto escrito todas las veces que sean necesarias para corregir los errores de ortografía y de concordancia (número, género).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s