El vanguardismo

Las vanguardias españolas en los años 20 mantienen rasgos del Novecentismo. Rechaza la poesía realista, y aparece una postura rupturista en la obsesión por la exploración estética y la experimentación total.

El concepto de “vanguardia” engloba a distintos movimientos, como el Futurismo, el Cubismo, el Dadaísmo, el Surrealismo; y, entre los de origen hispánico el Creacionismo o el Ultraísmo.

Huyen de la imitación, el sentimiento, el conformismo, y el atacamiento a cualquier norma establecida. Defienden que el poeta debe ser original y forjarse su propia estética, es decir, basarse en su propia originalidad que lleva consigo la sorpresa y la provocación a través del juego y del humor.

Las vanguardias en España se dan a partir de 1926 y se da a conocer mediante el Creacionismo y el Surrealismo.

– El Creacionismo

El Creacionismo es una vanguardia proveniente de Latinoamérica que nos la trajo a nuestro país Vicente Huidobro y la cuál tuvo grandes representantes hispánicos como Gerardo Diego y Juan Larrea. Una de las obras más representativas el Creacionismo es Altazor (1924) de Huidobro, en la que se pueden destacar dos elementos en su propuesta:

1) Rechaza la imitación de la realidad y defiende el “juego de azar de las palabras”. Esto quiere decir que es todo inventado y no se preocupa de la  realidad ni de la veracidad.

2) La poesía así creada es universal y traducible.

 

                                                                                                   Iván López Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s