Rosa Montero: Esa pena


ESA PENA

Lo de que los desahucios se aceleraron durante la primera mitad de 2013 es una de esas noticias reveladoras, un dato obsceno que te hace ver la realidad bajo una luz descarnada y cegadora, como esa otra cuestión de que los directivos españoles aumentaron sus salarios un 7% a lo largo del feroz 2013, pero bajaron los salarios de sus empleados (ya mencioné este asunto hace un par de artículos, pero me irrita tanto que no puedo resistirme a repetirlo).

El caso es que, según el Banco de España, entre enero y junio de 2013 fueron desahuciadas judicialmente 19.567 casas, frente a las 23.774 de todo 2012. Desolador aumento, ¿no es verdad? Porque se diría que la percepción superficial que la sociedad tiene del tema ha mejorado. Qué insidiosos, qué pertinaces son los valores convencionales, los sonoros discursos de los poderosos. En los últimos meses cada vez hemos hablado menos de desahucios y más de los escraches; de los supuestos excesos de los que hacen escraches para protestar contra los desahucios; del supuesto código de buenas prácticas de la banca (y aquí digo supuesto, porque es prácticamente inexistente); de la recuperación económica; de que ya hemos tocado fondo y vamos para arriba, o sea que las cosas solo pueden ir a mejor. Y sí, es verdad, hay ciertas cosas, como el salario de los directivos, que sin duda van a mejor, pero resulta que los desahucios han aumentado groseramente, con la crueldad añadida de cierto desinterés por parte de la gente. Se diría que la sociedad se ha cansado del tema de los desahucios. Según un estudio de Gallup de 2013, entre los 10 países más pesimistas del mundo hay ocho europeos. España está en el sexto puesto y no me extraña, dada toda esta pena oculta que vivimos (todo lo cual demostraría que los de los escraches se quedaron cortos).

Rosa Montero , 4 de Febrero de 2014

COMENTARIO FORMAL

-Organización de ideas:

Es un texto periodístico de opinión que aparece en el periódico el País, escrito por Rosa Montero, en el que está reflexionando lo que está ocurriendo con los desahucios.

El texto se puede dividir en tres partes:

-Planteamiento (1-7). Reflexiona sobre lo que verdaderamente está ocurriendo con los desahucios en los países europeos.

-Nudo (8-23). Nos explica que los datos extraídos nos dicen claramente que los desahucios han aumentado claramente. No es tan real todo lo que nos dicen los poderosos (políticos,..), no hay que creerse ni la mitad de lo que nos dicen. En este artículo de opinión, podemos observar como Rosa Montero investiga sobre el tema, ya que no se lo terminaba de creer.

-Desenlace (23-27). Expone un estudio de 2013 sobre los países más pesimistas, en el que aparecen unos ochos europeos. Esto quiere decir que los escraches (personas manifestantes en contra de los desahucios) no llegaron a nada con sus manifestaciones).

-Tema:

Una lucha continua contra los desahucios

-Resumen:

Los desahucios es un tema que en estos últimos meses no se han escuchado mucho, en cambio los escraches sí. En el texto Rosa Montero, muestra verdaderamente en que momento tan culminante se encuentra dichos desahucios, nos está  queriendo informar de cuantos miles y miles de familias en estos momentos, que veamos la realidad que está ocurriendo en nuestro país.

COMENTARIO CRÍTICO

El texto que acabamos de resumir es un artículo periodístico de opinión, publicado en el periódico el País, escrito por Rosa Montero. Autora muy conocida, en el que desde  finales de 1976 trabaja de manera exclusiva para el diario El País, en el que fue redactora jefa del suplemento dominical durante 1980-1981. Tanto de periodista como de narradora, ha merecido premios importantes, nacionales y extranjeros.

La autora defiende una tesis bastante clara que podemos observar en el texto, en el que muestra su interés sobre los desahucios. Nos dice que hagamos  más hincapié en el tema del desahucio, que no lo dejemos aún lado, que luchemos por nuestros derechos. Refleja claramente el engaño tan excesivo que los directos (gente en cargos altos, como políticos, alcaldes…etc.) muestran  a la sociedad, es decir, una manipulación bestial hacia ellos.

Otras opiniones de fuentes distintas que hayas leído o conozcas.

http://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/4449028/12/12/REFLEXIONES-SENCILLAS-SOBRE-LOS-DESAHUCIOS.html#.Kku8eFwHUgvHFZt

Todo el mundo tiene derecho a vivir bajo un techo. Es uno de los principales problemas de España es, sin lugar a dudas, el de los desahucios; un problema más bien humanitario que hipotecario. Nadie con un poco de formación económica defiende que no se paguen las deudas que un ciudadano contrae, una de las bases para que en un país tenga la estabilidad económica imprescindible para su buena marcha; sin embargo, muchas veces se envía a familias a la calle que no es que no quieran pagar, sino que les es totalmente imposible hacerlo. Familias que no tienen una vivienda digna donde vivir.

Señalar que las cifras de 2013 son tremendas, más de 35.000 familias han sido lanzadas de sus viviendas, la caída del crecimiento, el incremento del desempleo y la deflación en los precios de la vivienda son los principales problemas de esta situación, ya que están vendiendo que muchos hipotecados están viendo cómo el valor de sus viviendas ya está por debajo de la deuda, lo que todavía agrava aún más la situación de buena parte de los endeudados.

Algo positivo que conlleva esta situación es que se puede reseñar como medidas positivas que propone el último decreto aprobado por el ejecutivo, la constitución de un fondo social de viviendas propiedad de las entidades de crédito, destinadas a ofrecer cobertura a aquellas personas que hayan sido desalojadas de su vivienda habitual por el impago de un préstamo hipotecario. Esto hace que las familias que queden desahuciadas puedan tener un techo donde dormir.

Entre muchas cosas, destacar la que considero más importante. Un hombre se ha suicidado en Granada poco antes de que lo desahuciasen de su casa. No es un caso aislado. En Italia o Grecia situaciones así han estremecido a la opinión pública. En IDEAL Jaén ya contamos la historia de un empresario que también se quitó la vida por el mismo motivo. Lo publicamos el 12 de julio pasado en la edición empresa. No se hicieron públicos datos sobre la identidad del fallecido, ni siquiera la localidad en la que ocurrió. Sólo se contó la historia.

En conclusión,  pienso que hay que buscar alguna solución para esas personas que se quedan sin un hogar donde poder vivir. Estoy totalmente de acuerdo con la opinión de la autora de este artículo de opinión,  en que no nos tenemos que conformar con lo que digan, hay que ir más allá.

ALICIA JIMÉNEZ MARTOS

Carlos Elordi: Con el fútbol y la propaganda nos quieren comer el cerebro: resistámonos


Quien tenga dudas sobre la necesidad de un medio como eldiario.es, que eche un vistazo a lo que hay por ahí fuera. Este periódico tendrá fallos y problemas, sabrá todavía a poco, pero cuenta con algunos atributos de los que carecen la mayoría de los medios de comunicación españoles: dignidad, respeto a los lectores, a los que se trata como personas inteligentes, y también pundonor periodístico, o sea, orgullo de ejercer una profesión que por muy mal pagada y poco valorada que esté puede y debe cumplir una función importante en una sociedad democrática y libre. Ya nada de eso existe en las televisiones, la mayoría de los periódicos de referencia y en buena parte de las radios. Solo algunos destellos individuales de honestidad profesional rompen en ellos la tónica agobiante de la manipulación, la propaganda, más o menos disimulada, y el desprecio a la audiencia.

En estos días, pero la cosa viene de hace tiempo, el tratamiento de dos asuntos está confirmando más a las claras que nunca la degradación de los medios informativos españoles. La propaganda oficial sobre la supuesta recuperación económica es uno de ellos. La histeria por el fútbol es el otro.
En torno a la primera, y después de un año de bombardeo implacable de mentiras, medias verdades y exageraciones oficiales sin cuento, la gran novedad es que se han silenciado las voces críticas que ocasionalmente contestaban en los medios la euforia del Gobierno. Eran pocas, pero ahora son muchas menos, no queda casi ninguna. Sería interesante investigar cómo se han ido eliminando. Si es que les han negado la posibilidad de seguir publicando o si es que les han disuadido de ser díscolos con amenazas de que podían pagarlo en otros terrenos de su vida laboral.
Lo cierto es que el pensamiento único se va imponiendo. Alguien en las alturas ha concluido que lo único que pueden recibir los ciudadanos son noticias positivas, mensajes de aliento y promesas de un futuro mucho mejor. Y las teles, incluidas algunas que hasta hace poco se creían independientes, compiten por ser las más aplicadas en esa tarea. Sus bloques de información económica y de sociedad son una secuela diaria de éxitos en los campos más insospechados. Ningún problema, salvo cuando éste es muy gordo y no se puede ocultar, contradice el relato que todo lo pinta de color de rosa. Los conflictos laborales, casi siempre por cierres de empresas, sólo aparecen de pascuas a ramos. Los desahucios dejaron de existir desde que hace un año el Gobierno se inventó una ley que no ha valido para nada y, como prueba de ello, durante el periodo de su vigencia se han producido más expulsiones de viviendas –casi 45.000- que en el año precedente. Y del paro no se habla, salvo cuando el cada vez menos fiable registro oficial de demandantes anuncia un descenso del número de inscritos que el Ejecutivo eleva a categoría de inapelable confirmación de tendencia imparable hacia el pleno empleo. Sin que ningún en medio, ni siquiera los que suponía más serios, ose contradecir las declaraciones oficiales.
Es obvio que la economía no sigue hundiéndose imparablemente como ocurría hace un año. Si no fuera así ya estábamos rescatados, quebrados o las dos cosas. Y ya si no se está cayendo por el abismo, lo normal es que el PIB suba un poco… respecto de cuando iba para abajo. La suma algebraica de ambos procesos sigue siendo claramente negativa. Lo sabe cualquiera que recuerde que el PIB cayó un 1,3 % en 2013. Y por mucho que crezca en el 2º trimestre, de eso aún no se ha recuperado ni un tercio.
Que un diario como El País esté echando por la borda todo su prestigio evitando cualquier reflexión de ese tipo o a veces hasta sumándose, eso sí, con la boca pequeña, a la campaña oficial, es la más triste ratificación de que la prensa española ya no es fiable ni independiente. Cuando menos en sus líneas editoriales, y salvo honrosas excepciones, ninguna a cargo de diarios de difusión estatal. En ningún país europeo de referencia, ni siquiera en la denostada Italia, se produce un sometimiento tan servil y generalizado a una campaña propagandística del gobierno, falaz, por demás.
Siendo otra cosa, la actual obsesión informativa y publicitaria por el fútbol seguramente es tan poco neutral como esa campaña. Y no sólo porque aquí también se juegue mucho dinero, aunque fluya por otros cauces. Sino porque tener entretenido y apasionado al personal, y no digamos feliz si gana su equipo, contribuye a que la gente son se ocupe de otras asuntos e incluso a que se crea que las cosas del país han vuelto a ser la de siempre, a que ya no hay crisis. No hay nada nuevo en la sustancia de esa práctica. Se han escrito libros sobre lo del “opio del pueblo”. Y, además, lo del interés masivo por el fútbol, del que participan gentes de derechas y de izquierdas, parados, empleados y hasta indignados, no se lo ha inventado este Gobierno. Lo extraordinario es el desmadre informativo que hay en torno al asunto desde hace ya unas cuantas semanas. Sí, aunque a alguno le disguste reconocerlo, el fútbol es, de alguna manera, importante. Como todo lo que le importa de verdad a mucha gente. Pero lo que están haciendo los medios, particularmente las teles, es un despropósito infame, una sinrazón que, además de otros motivos, posiblemente ninguno encomiable, debe también responder a alguna consigna llegada desde las alturas.
Eldiario Carlos Elordi 23/05/2014

TEMA
El Futbol y la propaganda nos quieren comer el celebro.
ORGANIZACIÓN DE IDEAS.
1ª Parte: El primer párrafo.
Este párrafo es una introducción de la propaganda y el futbol, que de lo que te va hablar el texto.
2ªParte: Segundo, tercero, cuarto y quinto párrafo.
En esta segunda parte se habla de que la televisión y la propaganda dicen cada vez mas mentiras sobre el país y sobre el gobierno. Dice que el país y el gobierno están mejorando y que el gobierno esta haciendo cosas positivas por el país, cuando eso no es correcto.
3ªParte: Sexto y séptimo párrafo.
En esta tercera parte se habla de que el futbol es también como una manta que intenta tapar la realidad del país y lo que esta ocurriendo en el. El futbol es un gran centro de atención que intenta que los ciudadanos se olviden de los problemas y la realidad del país.
RESUMEN.
Dos datos principales, la propaganda y el futbol.
Entre la propaganda y el futbol se hace o se intenta hacer que los ciudadanos se olviden por completo de los verdaderos problemas del país. La propaganda y la televisión hacen que cada vez se olviden mas la sociedad de los verdaderos problemas del país, solo hacen que vean cosas positivas, lo que el gobierno quiere y lo que le conviene, cosas positivas. Propaganda y futbol como una manta para tapar los verdaderos problemas.
COMENTARIO CRÍTICO.
Este texto es un artículo de opinión del periódico eldiario, publicado por Carlos Elordi en la fecha de 23/05/2014. Carlos Elordi es un periodista, trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual mayo. Fue corresponsable en España de La República, colaborador de El País y de la cadena SER. Actualmente escribe en el periódico de Cataluña.
Este artículo de opinión de eldiario es una crítica a los medios de comunicación, la propaganda y el futbol, que hacen o intentan hacer que veamos la parte fea o la parte negativa del país, que no veamos los problemas. La propaganda y el futbol tapan a los verdaderos problemas del país haciendo que nos centremos en el futbol o creyéndonos lo que la propaganda dice. La propaganda y los medios de comunicación intentan engañarnos diciéndonos cosas que no son, nos dicen cosas positivas que es lo que le interesa al gobierno, cosas que luego son inciertas. El futbol es como una manta que tapa los problemas del país. El futbol hace que nos centremos en él y nos olvidemos de los problemas que están ocurriendo verdaderamente en nuestro país.
En mi opinión es una buena crítica y estoy totalmente de acuerdo con esta crítica hacia la propaganda y el futbol porque intentan engañarnos e intentan que vamos cosas que son totalmente inciertas y es esto exactamente lo que esta haciendo que no nos demos cuenta de lo que esta pasando realmente ene nuestro país. Es un engaño total.

Antonio Bernal Rodríguez 2BTO C Grupo 3

 

Rosa Montero: Niños


 http://elpais.com/elpais/2014/02/17/opinion/1392648689_213817.html

Como es natural, me parece muy necesario que se hable de las mujeres maltratadas. Pero hay otro tipo de violencia social y doméstica que apenas mencionamos, otras víctimas que aún están mucho más desprotegidas, y son los niños (los ancianos también, pero de eso hablaré otro día). Por supuesto que si cae una red mafiosa de pedófilos todo el mundo se alegra: son delincuentes profesionales. Pero, ¿por qué será que la sociedad es tan reacia a admitir y perseguir los abusos contra los niños si son perpetrados por un familiar, un colega de trabajo, un vecino? Del caso del profesor de música y presunto sobador de niñas en el colegio Valdeluz, lo que más me preocupa y me repugna son ese director y ese jefe de estudios que supuestamente conocían lo que estaba pasando. En el mismo periódico, leo que el ministro de Economía alemán aupó a un diputado de su partido aun sabiendo que le investigaban por pedófilo. Y no hace tanto nos enteramos de que la BBC miró para otro lado mientras Saville, su presentador estrella, le metía mano a un millar de niños. Por no hablar del horror del incesto, ese infierno sepultado en la hermética intimidad del núcleo familiar. Según la Revista d’Estudis de la Violència (2008), entre un 20%-25% de mujeres y un 10%-15% de hombres españoles confesaron en diversos estudios haber sufrido abusos sexuales en la infancia; en el 39% de los casos el agresor era el padre, y en el 30% otro familiar. Calculen la dimensión de esa herida secreta. ¿Pero qué nos pasa con los niños? ¿Creemos que son propiedad inviolable de los padres, hagan con ellos lo que hagan? ¿Y es su indefensión lo que nos incita al abuso? ¿Está antes el interés del partido, de la Iglesia, de la empresa, que el de una criatura a la que nadie va a hacer caso? Qué ferocidad y cuánta hipocresía.

Rosa Montero, El País.

 

COMENTARIO FORMAL:

1ºORGANIZACIÓN DE LAS IDEAS:

Es un texto periodístico de opinión que aparece en el periódico de tirada nacional El País, escrito por Rosa Montero, que reflexiona sobre la poca importancia que se le da a la violencia en los niños.  No deja lugar a dudas sobre el posicionamiento ideológico de preocupación motivado por los inquietantes datos ofrecidos por la Revista d´Estudis de la Violència y el caso de Saville. Se plantea  preguntas como ¿quién protege a esos niños? Se trata de un texto expositivo-argumentativo en el que se reflexiona sobre la situación de los niños.

-1ªParte: (Línea 1-7) Se produce una tesis inicial: Hay otro tipo de violencia aparte de las mujeres maltratadas, y son los niños.

Argumentos: Esta sociedad no es capaz de admitir la existencia de este tipo de violencia.

-2ªParte: (Línea 7-16) Reflexión motivada por los datos proporcionados del caso de la BBC y la Revista d´Estudis de la Violènce.

-3ªParte: (Línea 16-20) Plantea los problemas existentes y reflexiona sobre ello. Conclusión: Esta sociedad es hipócrita.

2ºTEMA:

Ignorancia de la sociedad hacia los niños más desprotegidos.

3ºRESUMEN   

Las víctimas más desprotegidas son los niños, la sociedad no es consciente de los casos de maltratos en las propias familias, y a pesar de saber lo que está ocurriendo miran hacia otro lado. Entre un 20%-25% de mujeres y un 10%-15% de hombres españoles confesaron en diversos estudios haber sufrido abusos sexuales en la infancia; en el 39% de los casos el agresor era el padre, y en el 30% otro familiar. Hay muchas preguntas sobre ¿qué pasa con esos niños?

COMENTARIO CRÍTICO:   

El texto que acabamos de resumir es un artículo periodístico de opinión publicado en el periódico de tirada nacional El País y firmado por Rosa Montero, reconocida escritora y periodista, habitual colaboradora de este diario. Se trata de un texto de carácter expositivo-argumentativo en el que la autora defiende su tesis. Trata de un tema de evidente actualidad: la violencia doméstica.  También la autora denuncia este tema citando algunos ejemplos concretos y mostrando datos extraídos para ver la cruda realidad.

A pesar de vivir en una sociedad avanzada y desarrollada, aun no se ha desarrollado completamente los derechos de los niños a vivir en una casa digna y tener una infancia.

Más de una vez hemos escuchado casos en la televisión de maltrato escolar y abuso. Pero no somos capaces de admitir que eso también ocurre en las propias familias, por los padres, vecinos, etc. En esos casos preferimos mirar a otro lado y seguir con la venda en los ojos.

El maltrato se toma como algo  cotidiano. Cabe destacar que las personas que sufren estas situaciones suelen ocupar un lugar relativamente de mayor vulnerabilidad dentro del grupo familiar. En este sentido la violencia hacia los niños y las mujeres son los que tienes cifras mayores.  El problema mayor esta en los niños, ya que si supuestamente son los padres los que le cuidan, ¿quién escucha a un niño? Son los más indefensos, ya que al ser pequeños nadie creería que su propio padre u otro familiar sea capaz de hacer eso. Miles de personas afirman hoy día haber sufrido abusos sexuales en su familia, esto conllevo a un gran traume que cargara en sus mente toda la vida.

En mi opinión la autora acierta al considerar a los niños como las victimas domésticas más indefensas. Tienen una edad complicada como para ser capaces de denunciar un maltrato por su padre u otro familiar y no son conscientes de la gravedad del asunto. Algunos padres creen que tienen derecho a hacer lo que quieran con sus hijos porque por eso son suyos, y estos al ser indefensos no se pueden defender y esto conlleva a que los padres crean que tienen el derecho de maltratar a sus hijos. Como dice Rosa Montero, estamos en una sociedad donde abunda la violencia y la falsedad.

ANA CARO CORDERO 2ºBTO C

Rosa Montero: Pronto será normal tener cien años.


http://elpais.com/elpais/2014/04/23/eps/1398279142_006117.html
ROSA MONTERO 27 ABRIL 2014
El demógrafo estadounidense James Vaupel dijo hace unas semanas que es probable que el 50% de los niños nacidos en España en 2014 lleguen a cumplir cien años. España, ya se sabe, es uno de los países más longevos del mundo. Actualmente la esperanza media de vida es 82,2, a sólo unas décimas de los dos primeros, Japón y Francia. Y no es sólo España: ahora mismo hay casi 500.000 personas en el mundo con más de cien años. La longevidad, que antes era una rareza que parecía propia de los patriarcas bíblicos, hoy es algo que empieza a ser bastante común.
Como nadie quiere morirse, se diría que estas son buenas noticias. Pero a mí la verdad es que me inquietan un poco. Es evidente que viviremos mucho más, pero ¿en qué condiciones físicas y sociales, a qué precio? Hay que prepararse para ese futuro. Siempre me ha parecido absurda e incluso algo suicida la poca atención que se presta a los ancianos en nuestro país. Es como si la gente no quisiera hablar de los viejos, como si no deseáramos recordar que todos vamos hacia allá, que la vejez es el territorio en donde pasaremos una buena parte de nuestra vida, eso si tenemos suerte, desde luego, porque para alcanzar la senectud hay que tener la estupenda suerte de no morirse. “Envejecer no es malo, sobre todo teniendo en cuenta la alternativa”, decía Mateo Alemán, el autor de la célebre novela picaresca Guzmán de Alfarache (por cierto que este año se cumplen cuatro siglos exactos de su muerte: la alternativa acabó atrapándolo, como a todos).
Le oí citar esta frase el otro día a José Antonio Serra, Tin para los amigos, jefe del servicio de geriatría del hospital madrileño Gregorio Marañón, en una estupenda conferencia que dio en la Fundación Ramón Areces. Serra es uno de los ocho promotores del recién creado Centro de Estudios del Envejecimiento. Entre ellos hay médicos especializados en salud pública, geriatras, epidemiólogos, sociólogos; son ocho personas interesadas en el reto de envejecer que han decidido agitar un poco las aguas y reflexionar públicamente sobre el tema para ver si la sociedad reacciona.
Siempre he pensado que la vejez es la época heroica de la existencia. Puede ser un trayecto muy duro y muy difícil (“hacerse mayor no es para blandengues”, reza un refrán estadounidense), pero también emocionante y pleno. De hecho, creo que una buena vejez puede rescatar y redimir una mala vida. Pero para ello tenemos todos que cambiar nuestros prejuicios. En la conferencia, Serra dijo que había hecho el experimento de googlear“envejecimiento problema” y se había encontrado con más de cinco millones de entradas. En cambio, “envejecimiento reto” sólo tenía dos millones de entradas, y ya me parecen muchas, teniendo en cuenta la mala prensa que sufren los ancianos (“cuestan mucho a la sociedad, son una carga…”). Hace un par de años el Fondo Monetario Internacional mostró en un informe su preocupación por el “riesgo” de que la gente viva más. Los viejos son tan irresponsables que se empeñan en no morirse.
Entre otras cosas, los ancianos son menos caros socialmente si tienen mejor salud y son más autónomos. La vejez no es una enfermedad, repite siempre Serra; uno puede ser viejo y estar muy sano; es más, su ambición de optimista irreductible es la de conseguir morir sanísimo. Sin embargo, a muchos viejos no se les atiende debidamente porque tanto a los familiares como al sistema médico e incluso al propio anciano les puede parecer que a esa edad es normal llorar y estar triste, cuando lo que tienen es una depresión; o caerse o que les duela algo, cuando puede que sean síntomas de alguna enfermedad no diagnosticada. Se habla de hígado senil, cardiopatía senil, demencia senil, como si la senilidad fuera la fuente de la dolencia, cuando “no hay ninguna enfermedad que se explique sólo por la edad”.
Hace cuatro años, Serra tomó a 40 ancianos entre 90 y 97 años de una residencia geriátrica y les puso a hacer gimnasia tres días a la semana durante dos meses. Bueno, puso sólo a la mitad, porque la otra mitad era el grupo de control. Y los ancianos mejoraron tanto su estabilidad, su fuerza, su ánimo, que tuvieron que cerrar el gimnasio con llave porque los 20 viejos del grupo de control, envidiosos, intentaban colarse en las instalaciones y hacer ejercicio por su cuenta. Quiero decir que la vida es maravillosa, el cuerpo es maravilloso, la mente humana es de una fortaleza y adaptabilidad increíbles. No hay que resignarse a ser viejos, hay que reinventar una nueva vejez. Estamos batiendo récords sociales de supervivencia y el mundo al que nos dirigimos tendrá que ser por fuerza distinto. Pero eso no tiene por qué ser malo. Como dice Tin Serra, el 30% de la población no puede ser un problema.

1) Comentario formal.
1.1. Organización de las ideas.

El texto está dividido en cinco partes.
La 1ª parte va desde: ‘’ El demógrafo estadounidense…’’ hasta: ‘’ …bastante común.’’
Esta primera parte intenta transmitirnos como James Vaupel dice que el 50% de los niños nacidos en España probablemente lleguen a los cien años. Antes que las personas vivieran tantos años solía verse como una rareza, pero ahora ha llegado a verse como algo normal.
La 2ª parte va desde: ‘’ Como nadie quiere morirse…’’ hasta: ‘’ …si la sociedad reacciona.’’ Esta segunda parte dice que podría ser una buena noticia eso de llegar hasta los cien años ya que nadie quiere morirse, pero la sociedad debería preocuparse por las condiciones en las que llegaremos y prepararse para dicho futuro. También habla de lo poco que nos gusta hablar de la vejez tal como si no fuéramos a llegar a viejos. José Antonio Serra cito la frase “Envejecer no es malo, sobre todo teniendo en cuenta la alternativa” de Guzmán de Alfarache. La 3ª parte va desde: ‘’ Siempre he pensado…’’ hasta: ‘’… empeñan en no morirse. ’’ Esta tercera parte nos refleja como la vejez es una época dura y complicada de nuestra vida, pero también emocionante, inigualable. La 4ª parte va desde: ‘’ Entre otras cosas…’’ hasta: ‘’ explique sólo por la edad”. Esta cuarta parte nos transmite como los ancianos son menos costosos si tienen una salud pasable y son más autónomos. Sierra siempre ha dicho que la vejez no es una enfermedad ya que ser viejo no implica a estar siempre enfermo, es más el objetivo de las personas mayores es morir sanos. Pero no todos tienen la suerte de estar bien atendidos.
La 5ª y última parte va desde: ‘’ Hace cuatro años…’’ hasta: ‘’… no puede ser un problema.’’ Esta parte nos cuenta como Serra cogió a 40 ancianos, de una edad entre 90 y casi 100 años, de los cuales puso a hacer ejercicio a la mitad de estos. Fue tanto la mejora que consiguieron estos ancianos que tenían que cerrar el gimnasio porque la otra mitad de ancianos de control, viendo la mejora de estos, quería colarse y hacer ejercicio por su cuenta. No debemos admitir la vejez, hay que buscar nuevas formas de mejorarla y llevarla lo mejor posible.

1.2. Tema: ‘’Ancianos luchando por cuerpos sin edad, mentes sin tiempo. ’’

1.3. Resumen: Este texto nos cuenta como James Vaupel casi asegura que el 50% de los niños nacidos en España en 2014 van a llegar a cumplir cien años. En la actualidad la esperanza de vida es mayor, a sólo unas décimas de Japón y Francia, los dos primeros. Ahora, aparte de en España, hay un gran número de personas con más de cien años en el mundo. Antiguamente se consideraba extraño que una persona durara tantos años, pero hoy en día es algo que se ve normal. Es maravilloso saber que vamos a tener más años de vida ya que nadie quiere morir, pero la preocupación de algunos es en las condiciones que vamos a vivir estos últimos años y debemos de estar preparados para ello. También decir lo injusto que es el caso que le prestan a las personas mayores en este nuestro país. Todos huimos del tema de los ancianos como si nunca fuéramos a llegar a estar como ellos. “Envejecer no es malo, sobre todo teniendo en cuenta la alternativa”, decía Mateo Alemán y dijo en una ocasión José Antonio Serra, uno de los ocho promotores del Centro de Estudios del Envejecimiento. La vejez es una época digna de admiración, seguramente sea un recorrido duro y complicado porque crecer, envejecer no es fácil para nadie, pero es un viaje apasionante, completo. El Fondo Monetario Internacional mostró en un informe la preocupación en cuanto a que la gente viva más. También sería conveniente decir que los ancianos dan menos problemas ya que son menos caros y más autónomos. Según Serra ser viejo no es una enfermedad, se puede ser anciano y estar en buenas condiciones. El problema es que no todos tienen la suerte de ser atendidos como debidamente se merecen debido a que, él propio y los de su alrededor, consideran que por el hecho de ser mayor ya debe de estar triste y en no buenas condiciones. Serra hizo un experimento en el que cogió a 40 ancianos, los cuales 20 de ellos eran el grupo de control, y los puso a hacer ejercicio y mejoraron tanto algunas partes de su cuerpo, tanto físicas como mentales, que incitó a la otra mitad de los ancianos encargados del grupo de control a querer hacer lo mismo que el resto, tuvieron incluso que cerrar el gimnasio. No hay que aceptar que somos viejos, hay que luchar por vivir ese tiempo lo mejor posible, demostrar que la vejez también puede merecer la pena.

2) Comentario crítico.
2.1. Marco cultural y biográfico (breve).
Rosa Montero, periodista y escritora, nació en Madrid el 3 de Enero de 1951, en el seno de una familia de clase media-baja, en el barrio de Cuatro Caminos. Su padre era banderillero y abandonó los toros cuando Rosa cumplió los cinco años, para montar una fábrica de ladrillos. Debido a la tuberculosis y a la anemia tuvo que permanecer en cama durante cuatro años, leía mucho y ahí comienza su afición a escribir, era como un juego. Con nueve años volvió al colegio. Era un ambiente que ella califica de “salvaje”, y que cambia su forma de pensar. Con diecisiete años se matriculó en la Facultad de Filosofía y Letras e hizo teatro con grupos vanguardistas del momento, como “Tábano”. Al año siguiente, 1969, comenzó en la Escuela de Periodismo. En el verano de 1970, durante las vacaciones, hizo prácticas en el diario “Informaciones” de Alicante, y a su vuelta, colaboró en la revista “Tele Radio”. Más tarde, abandonó la revista y empezó su etapa de colaboradora pluriempleada. Escribía en el “Boletín de Butano” Después de pasar por la redacción de “Pueblo”, llegó al diario “Arriba”, donde por primera vez tuvo un sueldo fijo y trabajó de enviada especial. A continuación se trasladó a “El País”, donde empezó como colaboradora. En 1977 empezó a publicar entrevistas en el suplemento dominical de este diario. El éxito llegó pronto. Dos años más tarde, en 1979, presentó en una librería madrileña su primera novela “Crónica del desamor”.
2.2. Tesis u opinión que defiende el autor.

Rosa Montero es crítica con las situaciones de injusticias y todos los que contribuyen a ella. Con este artículo de opinión refleja la indignación ocasionada por parte de aquellas personas que actúan como si no fueran a llegar a la vejez, no quieren hablar de ese tema, huyen de él. La vejez es algo a lo que no le damos valor, dejando de lado que es una época digna de admiración a los que poco suelen llegar en condiciones. La autora crítica todas estas injusticias y quiere que seamos concientes del mundo en el que vivimos y de que todos antes o después vamos a pasar por esa etapa y por ello, lo más adecuado es ayudar a aquellas personas que ahora son ancianas ya que en algún momento de la vida estaremos en su lugar y en ese momento, seguro que nos gustaría tener un mínimo de ayuda y respeto.

2.3. Otras opiniones de fuentes distintas que hayas leído o conozcas.

http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20130503/54373057414/vivir-100-anos.html

2.4. Tu propia opinión.

2.4.1. Introduce tu punto de vista.
Bajo mi punto de vista considero que Rosa Montero tienen gran parte de razón en todo lo que dice en este artículo. Pienso que deberíamos hacer hincapié en eso de que nadie habla de la vejez, de que no es conciente de que tarde o temprano llegará a ser viejo y de que por ello debe de tratar a estas personas como merecen y como le gustaría que la tratasen a ellas. Pienso que es genial que les demos las mismas oportunidades a los ancianos como a las personas jóvenes ya que todos tenemos el derecho de levantarnos cada día por algo que nos haga sentirnos lleno, aunque a ellos le supongan un poco más de esfuerzo. Por último decir que lo mejor de ser anciano es la capacidad que tiene para solucionar los problemas, la experiencia y el coraje que tienen para salir adelante con las cosas que casi no tienen solución. Pero con lo que más me quedo es con las ganas de vivir que tienen cada uno de ellos y cuanto más anciano más ganas.

2.4.2. Argumentos a favor y refutación de otros argumentos contrarios.

Lo positivo de que nuestra vida se alargue casi a los cien años es que nadie quiere morir y por ello podemos tener a nuestro alcance el hecho de vivir algo más de tiempo. Por otra parte, lo negativo de que la vida de mucho de nosotros se alargue, es que no lo hagamos en buenas condiciones por lo que para muchos seria preferible quitarse de en medio cuanto antes.

2.4.3. Conclusión.

Por último, como conclusión podemos decir que para vivir muchos años es necesario vivirlos bien y ser conScientes de lo que pasa a nuestro alrededor. Añadir a esto la autorrealización como persona dejando de lado la edad que tengamos, contando también con la ayuda y ánimos que recibamos por parte de las personas que nos rodean, ya sean familiares o amigos.

Ana Moreno Alcón. 2º Bachillerato C. GRUPO 6.

Desigualdad y educación en América Latina


http://internacional.elpais.com/internacional/2014/05/22/actualidad/1400712445_058197.html

COMENTARIO FORMAL

El texto es un artículo de opinión, firmado por Gabriel Sánchez Zinny y publicado en el diario El País.

Está formado por ocho párrafos, que no mantienen correspondencia con la estructura interna en tres partes: introducción (primeras líneas del texto), desarrollo (líneas intermedias) y conclusión (líneas finales).

En la introducción el autor expone, de forma explícita, el tema del que va a hablar.

o Tema del texto: Las desigualdades y la pésima educación que se produce en los países de América Latina.

o Referencia del autor: iniciativa para introducir nuevas tecnologías en la educación latinoamericana.

El desarrollo incluye los diversos aspectos del tema que el autora va a tratar, conformando el cuerpo argumental del discurso.

o En los primeros dos párrafos nos asegura que actualmente hay un mayor porcentaje de la población que pertenece a la clase media es más alto que el de aquellos que están debajo de la línea de pobreza, de donde han salido más de 70 millones de personas en los últimos diez años. Pero, en el segundo párrafo nos dice que sigue siendo la región con mayor desigualdad del planeta.

o  En los demás párrafos nos informa que la desigualdad debería ceñirse a tres características: la competitividad, la productividad y la educación , porque son las causas de la desigualdad. Si no hay una buena educación en esos países, entonces habrá falta de productividad y competitividad.

o En los penúltimos párrafos nos señala un personaje, Piketty, el cual dice que existe un amplio consenso acerca de la importancia de la educación como motor del desarrollo económico con equidad. También dice que la culpa de esta desigualdad es que los niños dejan de estudiar a edades muy tempranas condicionados por sus padres, que al no tener tampoco educación ni dinero para costear sus estudios, los niños tienen que buscar un trabajo.

o Finalmente, expresa su desacuerdo el actual manejo de ingresos que se determinan para la educación y hace una reflexión para dejar claro que para combatir este problema de desigualdad tenemos que centrarnos en la educación.

La conclusión recoge la tesis del autor: enfocar el renovado interés sobre la desigualdad canalizándolo en una educación de calidad para todos, especialmente para las familias de menores ingresos.

Nos encontramos frente a un texto periodístico, pues se caracteriza por transmitir la información de una manera inmediata (la fecha del texto demuestra esa inmediatez de la información en relación a los hechos contados o comentados), por tratar temas conectados con la realidad (en este caso, las causas de la actual desigualdad que se produce en los países de América Latina), y su intención de homogeneizar y orientar ideológicamente a los destinatarios (el autor pretende convencernos de la necesidad de conocer estas desigualdades para poder hacer algo al respecto).

En definitiva estamos, pues, el texto es periodístico, es un artículo de opinión o columna, en la que el autor refleja asiduamente sus opiniones sobre los más diversos temas.

 TEMA DEL TEXTO

La Desigualdad  que aún sigue existiendo en América Latina y la pésima educación que  aún sigue existiendo tras el actual crecimiento de población que pasa del empobrecimiento a la clase media.

 RESUMEN 

La pobreza y la desigualdad han disminuido recientemente en la mayor parte de América Latina, pero aún sigue existiendo desigualdad en la mayoría de las áreas de América Latina, el autor dice que la desigualdad no proviene de quien tiene mas o menos, si no de que las personas que son más pobres no poseen con igual equidad servicios como la educación, la sanidad etc… que por ejemplo personas adineradas. El autor nos expone tres palabras clave para explicar la desigualdad, la competitividad, la productividad y la educación. Estas tres palabras son la estructura para que la desigualdad no ocurra, si lo hace, ya habría desigualdad, que es lo que ocurre en América Latina. Las familias pobres carecen de una buena educación que les lleve a una buena productividad y por lo tanto tampoco hay competitividad. Esta mala educación se debe a la falta de dinero o educación por parte de los padres.

El autor, propone que, el interés que ha crecido en torno a la igualdad se aproveche y se enfoque sobretodo en crear una buena educación para todos .

 COMENTARIO CRÍTICO

Este texto está escrito por el actual presidente de kuepa, Gabriel Sánchez Zinny, es un empresario , que se centró en la educación y la mejora de la calidad educativa en las Américas, con un fondo en la industria los asuntos públicos y la promoción de la agenda hispana en los EE.UU.

Pasamos a la opinión de otras fuentes. Algunas opiniones afirman que es difícil ser optimista. Hasta ahora, América Latina no parece haber desarrollado una estrategia sólida para reducir la pobreza y la desigualdad— o para lograr mayor inclusión de sus ciudadanos más pobres dentro del sistema político y económico. El fracaso continuo de la región en promover un adecuado avance social pone en riesgo su estabilidad política, haciendo más difícil la atracción de la inversión necesaria para el crecimiento económico. La política social necesita renovarse y fortalecerse de forma significativa.

Otras opiniones, como la de Daniela Trucco, nos cuenta que en América Latina se han registrado importantes avances en materia de expansión de la cobertura y del acceso educativo durante las últimas décadas. Pese a dicho logro, la región, no ha logrado transformar al sistema educativo en un mecanismo potente de igualación de oportunidades, en parte porque un factor estructurante de los resultados educativos tiene relación con el nivel socioeconómico y cultural de los hogares de origen. Los propios avances de las últimas décadas en materia de cobertura, acceso y progresión de los distintos ciclos educativos han llevado a la estratificación de aprendizajes y logros en los sistemas educativos.

Los estudios señalan que hay un alto porcentaje de la población estudiantil con rendimientos muy deficitarios en competencias básicas de la enseñanza. Además, la diferencia entre los resultados de los países latinoamericanos y el promedio de países desarrollados pertenecientes a la OCDE es muy significativa.

Yo estoy de acuerdo con la reflexión final que hace el autor en el texto. Creo que si se invirtiera más dinero en educación, llegaría a todas las áreas de América Latina, lo que provocaría una mayor productividad y desarrollo económico. Además, no podemos negar que la educación es la estructura básica de la sociedad, y que sin ella seguiríamos siendo unos seres primarios, sin ningún tipo de avance. Por ello, que las tasas de de abandono escolar sean tan altas es algunas áreas de América Latina es realmente problemático, porque se están creando generaciones y generaciones( de padres a hijos, de abuelos a nietos) que están obligados a trabajar en vez de  estudiar, porque la familia no tiene dinero para una buena educación para los hijos. Pero eso no llegará hasta que el gobierno no se de cuenta del valor real de la educación.

Aunque también hay que decir que no todos son malas noticias, porque al principio del texto se habla de un bajo progreso, pero al fin y al cabo progreso. Por ello, hay que permanecer con ese creciente interés para que el desarrollo de esos países sea cada vez mayor y puedan competir con los demás países.

MIREIA JIMÉNEZ GALLEGOS 2ºBTO C

GRUPO 1. 

Orgullo de ser militar


03/MAYO/2014       ABC/ALBERTO GATÓN LASHERAS

«Vencerá el amor a la patria, y un ansia de amor sin medida. Esta es mi Patria. Pues ya mi padre me dejó estos arcanos del destino». (Virgilio)

Ojalá no hubiese terrorismo ni guerras, pero un mundo en paz es un ideal que la Humanidad demuestra inalcanzable por naturaleza. Y si no fuese por los militares y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en España imperarían el caos, el terrorismo y la muerte. El militar garantiza la paz, origen de la libertad, justicia y derechos de nuestra sociedad. Dentro y fuera de nuestras fronteras, cada soldado se entrega a la defensa de la seguridad del pueblo español, de sus hogares, soberanía, instituciones y ciudadanos. Donación que trasciende lo terreno adentrándose en lo espiritual, porque solo por la virtud en las potencias del alma (memoria, entendimiento, voluntad) el soldado persevera en el cumplimiento del deber hasta en las condiciones más difíciles. Labor esforzada y humilde que requiere los mejores valores para colmar el juramento a nuestra Bandera. Porque, en Tierra, Armada y Aire, como en la Guardia Civil, cada militar se consagra al servicio de España no como una profesión, sino como una vocación: dar la vida por la Patria.

Nuestra sociedad tiene la obligación moral de sentirse orgullosa de sus Fuerzas Armadas. Su formación, su adiestramiento y su capacitación son un modelo de operatividad y respuesta, y las misiones en las que participamos prueban su eficaz actuación por el óptimo cumplimiento de los objetivos designados, humanitarios o bélicos, con la OTAN o la ONU, por tierra, mar y aire, en España y en los cinco continentes. Para ello los alumnos de nuestros Ejércitos compaginan sus estudios, según los planes de Bolonia, de las carreras de Ingeniería y Militar, y se forjan en la disciplina y la generosidad personal y de los compañeros para ser útiles en sus destinos en territorio nacional o extranjero. Y, a su vez, los ya militares profesionales nunca cesan de perfeccionar sus especialidades con cursos, exámenes, pruebas físicas, investigación y ejercicios tácticos.

Pero ser militar no es solo una carrera universitaria. Es mucho más, porque exige el sacrificio personal y colectivo para perfeccionar las pasiones y ser operativos hasta en condiciones extremas, allende cualquier condicionamiento social, familiar o de carácter. El soldado asume que si es necesario matará o morirá en la misión encomendada, y de este conocimiento nace su sabiduría existencial en la guerra y en la paz. Sabiduría por la lealtad, generosidad, alegría, perseverancia, obediencia, humildad y valentía de los militares fundida con el cultivo, a veces áspero y siempre duro, de los talentos no en beneficio propio sino de todos, a la vez que el cuidado de la conducta ética en zona de combate o en tiempo de paz. Porque el soldado puede llegar a tener que elegir entre desactivar una mina, abatir un objetivo, evitar daños colaterales a civiles, disparar, vencer o ser derrotado, vivir o morir. Y no actúa solo, sino en grupo, protegiéndose y avanzando coordinados a las órdenes del mando hasta lograr el objetivo y cumplir la misión, si fuese menester hasta derramar su sangre. La muerte es especial compañera del soldado y, como el bien más preciado del hombre es la vida, en el militar no caben como reglas de juego la envidia, el «trepismo», el «carrierismo», la mediocridad, el egoísmo, la cobardía o la mentira. Al contrario, nuestras ordenanzas, costumbres y códigos de conducta ética hacen que desde las Academias y Escuelas el soldado se perfeccione en la virtud, con el ejemplo de quienes antes sirvieron con honor a España en cualquier época y lugar. Y actualiza los versos de la «Comedia famosa. Para vencer a amor, querer vencerle», de Calderón de la Barca, porque «la cortesía, el buen trato, la verdad, la firmeza, la lealtad, el honor, la bizarría, el crédito, la opinión, la constancia, la paciencia, la humildad y la obediencia, fama, honor y vida son caudal de pobres soldados; que en buena o mala fortuna la milicia no es más que una religión de hombres honrados».

Religión de hombres honrados que en la antigüedad el legionario y poeta Virgilio resumió en la virtud – virtus latina– de los tres amores del militar encarnado en Eneas, el protagonista de la Eneida: amor a la Familia, amor a la Patria, amor a Dios. Tres amores que, dos mil años después del mejor ejército de la Historia, palpitan en el corazón del soldado español como razón de ser. Herederos de los Tercios, nuestros militares honran a España, y colman las palabras del sacerdote y soldado Calderón de la Barca: «Este ejército que ves vago al yelo y al calor, la república mejor y más política es del mundo, en que nadie espere que ser preferido pueda por la nobleza que hereda, sino por la que él adquiere; porque aquí a la sangre excede el lugar que uno se hace y sin mirar cómo nace se mira como procede». Para nuestra sociedad, ser agradecida a nuestras Fuerzas Armadas es una obligación. Y para nosotros, ser militar, un orgullo.

Alberto Gatón Lasheras, sacerdote y doctor en Derecho Canónico. Comandante y profesor de la Academia de Ingenieros del Ejército.

 

ORGANIZACIÓN DE LAS IDEAS: Es un artículo de opinión, extraído del ABC; es un tipo de texto argumentativo, de sentimiento; y se enmarca como narración.

Tiene como idea principal defender a España por encima de todo, aunque esto le suponga la muerte; además de todo lo que conlleva formarse como militar tanto físicamente como sicológicamente.

Tiene como introducción, el dar la vida por la Patria; a continuación, el papel que conlleva el ser militar y pertenecer a unas Fuerzas Armadas; y por último, que ser militar no es más que otra religión, tener fe.

 

TEMA: Defender tu bandera, y tus colores, tu Patria, como tu tesoro más preciado, tu vida.

Defiende la Patria incluso llegando al fin de su vida, para que no haya guerras en España, para salvar las vidas de otras personas. No es sólo pertenecer a un cuerpo de las Fuerzas Armadas, es salvar tu país de lo que pueda ocurrir, y sentirte orgulloso de saber que entregas tu vida.

 

RESUMEN: Todo militar entrega su vida a su Patria, conllevando con eso poder llegar al fin de su vida por defender sus colores, su país; incluso quitándole peligro a España (en este caso), y entregando sus vidas por salvar de guerras a los ciudadanos de esta. Ser militar conlleva muchas cosas, una preparación y un estado moral elevado, unas ideas muy claras. Militar no es solo defender, es tener sentimiento y fe en ello.

 

COMENTARIO CRÍTICO: Estamos ante un artículo de opinión extraído del ABC, escrito por Alberto Gatón Lisheras, el 3 de mayo de 2014.

Alberto Gatón Lisheras es, sacerdote y doctor en derecho canónico; comandante y profesor de la Academia de Ingenieros del Ejército.

Él expresa su sentimiento hacia la Patria, lo que él da por la Patria, y lo que todo militar hace por su Patria.

En mi opinión, pienso que los militares sirven de gran ayuda para el país, pues evita de guerras y de malos rollos entre otros países, llegando al fin de conseguir el bienestar y la seguridad de los ciudadanos de dicho país.

Ahora bien, en el tema de las formaciones, estoy de acuerdo, pero no pondría la normativa de tener una altura mínima, pues todo el mundo tenemos derecho de poder ejercer como militar, tanto hombre como mujeres. Pues, estamos en un país libre, y no tiene por que haber discriminación entre hombres y mujeres. En el ámbito de defender me parece perfecto que entreguen la vida por sus colores y su país, por su Patria, pues gracias a ella están donde están, y pueden llegar a ser lo que hoy en día son, unos héroes del país.

Hay una cosa de la cual no comparto totalmente, y el dicho que dicen en el artículo de que es una religión, creo, que no tiene nada que ver la religión con la profesión.

En conclusión, la función que tienen los militares es una gran función que nuestro país requiere, y tanto dicha profesión como es ser militar como otras tantas profesiones como las que hay, todos abarcamos un puesto de héroe en el país si es para ayudar al ciudadano y al país, a nuestra Patria.

 

MARÍA SÁNCHEZ MUÑOZ.

2º BTO-C

Vergüenza


http://elpais.com/elpais/2014/05/19/opinion/1400517614_716304.html

 

1) Comentario formal
Podemos dividir este artículo en tres partes:
La primera parte la componen las seis primeras líneas en donde nos pone en situación del problema que se va a redactar en la segunda parte que ocupa desde la línea siete hasta la línea veinticinco (…recurso.). La tercera y última parte, en la que se realiza una conclusión a modo de crítica del problema expuesto, va desde ese punto y seguido donde concluye la segunda parte hasta el final del artículo.
El tema de este artículo es la disriminación hacia los saharauis en España, puesto que no se les reconoce administrativamente como ciudadanos españoles. Se centra exclusivamente en un caso, con el que se pretende generalizar la situación de todos los demás saharauis que viven dentro de las fronteras españolas.
Zahra es una inmigrante saharaui que de niña fue adoptada por una familia española. Hoy en día es enfermera y lucha por obtener la nacionalidad española, la cuál no se la conceden a pesar de tener padres españoles y tener residencia como cualquier otro ciudadano. Ella presenta su queja ante el Registro Civil Central debido a que considera que los saharauis están siendo víctima de una clamorosa injusticia. Al final del texto la autora del artículo señala que es vergonzoso lo que hace España con estos ciudadanos.
2) Comentario crítico
Rosa Montero es una reconocida escritora de novelas y textos periodísticos que desde 1976 trabaja de manera exclusiva para el diario El País, en donde realiza artículos de opinión de carácter social con bastante frecuencia.
En esta columna periodística publicada hoy, 20 de Mayo de 2014, en el diario El País, Rosa Montero nos cuenta y defiende la historia de Zarha, una joven inmigrante que fue adoptada en España desde muy pequeña y hoy en día lucha por conseguir la nacionalidad española. A pesar de que lleva 18 años viviendo en España no se le reconoce la nacionalidad debido a que se le pide un certificado de un país reconocido por España, que obviamente es imposible de obtener puesto que El Sahara no está reconocido como tal debido a la represión en la que se encuentra. Rosa Montero cataloga como vergonzosa esta actitud con los saharauis después de que los hayamos tratado injustamente a lo largo de la historia, y además, lo dictamina como incumplir la ley.
Estoy totalmente de acuerdo con Rosa Montero porque estos inmigrantes al igual que otros muchos de otras regiones deberían ser reconocidos como españoles. Es una crueldad excluirlos por una condición que no depende de ellos. Además los saharauis siguen luchando para que el Sahara sea libre y reconocido.
En definitiva me parece un claro acto de discriminación y exclusión social hacia los saharauis por parte del gobierno español, y que debería ser denunciado y darle más importancia de la que se da, puesto que una gran parte de los inmigrantes que viven en España son saharauis.