Evaluación del comentario crítico


Acceso a los textos y a los comentarios respectivos

Alberto Méndez, Los girasoles ciegos (2004)

Gabriel García Márquez, Crónica de una muerte anunciada (1981)

Ramón María del Valle Inclán, Luces de bohemia (1920-24)

Miguel de Unamuno, San Manuel Bueno, mártir (1930)

Luis Cernuda, “Peregrino”, Desolación de la quimera (1956-62)

Federico García Lorca, “La aurora”, Poeta en Nueva York (1929-30)

Antonio Machado, “El mañana efímero”, Campos de Castilla (Poesías completas, 1917)

 

Grupos

1) Mireia Jiménez, Lucía Cordero, María González, Rocío Caballero, Lucía Jiménez, Alfredo Halcón

2) Lucía Vidal, Daniel Moreno, Ana Piñero, Paloma Pérez, Bea Pascualvaca, Cristina Dorantes

3) María Piñero, María Sánchez, Antonio Bernal, María Dolores Ramos, Iván López, Ángela López

4) Maripaz Villalobos, María Falcón, Marta Sánchez, Elena Rueda, Ángela Macías, Alicia Jiménez

5) Julia Sánchez, Lourdes Ruiz, Fátima Castellano, Rocío Romero, Clara Jiménez, Natalia Sánchez

6) Maribel Caro, Ana Moreno, Ana Caro, Pilar González, Celia Garrido, David Falcón

 

Rúbrica de evaluación

EVALUACIÓN DEL COMENTARIO CRÍTICO ENTRE PARES
CRITERIOS / INDICADOR Excelente: 5 Bueno: 4 Aceptable: 3 Insuficiente: 2 Inaceptable: 1 TOTAL
Interpretación correcta de la intención de su autor/a y el sentido del texto Ha situado el texto en su contexto (vida, obra, sociedad) para entender su sentido y ha explicado adecuadamente la intencionalidad de su autor/a, en coherencia con su estilo o su estética. Ha situado el texto de forma insuficiente, pero consigue explicar la intención de su autor/a. No sitúa el texto en su contexto, sino que se limita a exponer la intencionalidad del autor, con bastante corrección. No entiende correctamente la intención del autor, a causa de una contextualización errónea del texto y una confusión sobre su sentido. Malentiende sesgadamente la intención del autor, confundiéndola con la propia, por ignorar gran parte del sentido del texto.
Manifestación del punto de vista del aprendiz sobre las ideas esenciales del mismo. Pueden referirse al texto en general o a cualquiera de sus aspectos. Ha expresado su punto de vista sobre las ideas más relevantes del texto, sin repetir el resumen, ni la descripción de su estructura, ni utilizar conceptos lingüísticos o métricos. Expresa su punto de vista sobre las ideas esenciales del texto, pero incurre parcialmente en un resumen o en el uso de una terminología que no comunica ideas, sino meras descripciones. Expresa su punto de vista sobre ideas poco relevantes en el texto, tomándolo como pretexto. Comenta algunas ideas del texto, pero se extiende en descripciones y en cuestiones de estilo sin relevancia comunicativa. Se limita a resumir el texto de forma extensa; o bien expone ideas ajenas por completo al texto.
La expresión de juicios de valor sobre el texto de forma argumentada. Para ello, se puede:• Apoyar, destacar o precisar algunas afirmaciones del texto.

• Matizar, refutar.

Ha argumentado en favor de sus opiniones, de acuerdo o en desacuerdo (parcial o total) con el texto, sin expresar juicios categóricos sobre el estilo ni sobre el autor, que connotan desprecio o manifiestan ignorancia. Se limita a apoyar las opiniones del autor o su intencionalidad, aunque aporta argumentos propios. Se dedica exclusivamente a contradecir las ideas o la intención del autor, con argumentos poco fundamentados. Emite juicios de valor categóricos sobre el autor o su estilo, sea en su favor o en su contra, sin apenas ofrecer argumentos. No argumenta en favor de un punto de vista u otro, sino que se conforma con repetir o ampliar el contenido del texto; o bien enjuicia al autor/a sin relación con el texto.
La ampliación de la información sobre el tema, el contraste con otros puntos de vista y su actualidad o relevancia contemporánea. Ha argumentado su punto de vista ampliando la información y el espectro de opiniones sobre el tema: las perspectivas de otros autores, su relevancia actual. Fundamenta su propio punto de vista en la actualidad, sin tomar en cuenta otras opiniones. Argumenta comparando la opinión del autor/a con otros, aunque sin manifestar claramente su propio punto de vista. Amplía la información sobre el tema, de manera expositiva. No aporta ninguna información, sino que parafrasea de manera extensa las ideas del autor; o bien expone hechos ajenos al sentido del texto.
TOTAL DEL COMENTARIO CRÍTICO

 

 Formulario de coevaluación

 

Comentario crítico: Alberto Méndez, Los girasoles ciegos (fragmento)


Ricardo logró levantarse a duras penas porque la debilidad, el dolor y el peso de su mujer y de su hijo se lo impedían, pero cuando comprobó que podía caminar, avanzó por el pasillo siguiendo el sonido de los gritos del diácono, que había abierto todas las ventanas y pedía a gritos que alguien avisara a la policía.

Poco a poco fueron apareciendo rostros detrás de los visillos en las ventanas del patio, pero ninguna se abrió por si aquella locura se metía en sus hogares.

 

Sentí la fuerza de Yahve en mi brazo y la ira de mi Patria en la garganta, pero yo quería justicia, no venganza. El Maligno quiso trocar mi orgullo en remordimiento y buscó la forma de humillarme.

 

Ahora ya no sé lo que recuerdo, porque aunque veo a mi padre sentado a horcajadas en el alféizar de una de las ventanas del pasillo, aunque le oigo despedirse de nosotros con una voz dulce y serena, mi madre dice que se arrojó al vacío sin pronunciar una palabra.

 

Se suicidó, Padre, para cargar sobre mi conciencia la perdición eterna de su alma, para arrebatarme la gloria de haber hecho justicia.

 

Ricardo dudó un instante antes de arrojarse a aquel patio del que llevaba tanto tiempo protegiéndose. Se tomó, ya vencido hacia el vacío, el tiempo suficiente para mirar a Elena y a su hijo con una sonrisa triste como las que suelen usarse en las despedidas tristes.

 

Debe de tener razón ella, porque no he podido olvidar nunca la mirada de mi padre precipitándose al vacío, su rostro sonriente mientras el patio engullía su cuerpo abandonado, aunque esto es imposible porque mi estatura no me permitía entonces asomarme a esa ventana.

 

Aquí termina mi confesión, Padre. No volveré al convento y trataré de vivir cristianamente fuera del sacerdocio. Absuélvame si la misericordia del Señor se lo permite. Seré uno más en el rebaño, porque en el futuro viviré como uno más entre los girasoles ciegos

 

Alberto Méndez, Los girasoles ciegos (2004)

 

Temas

Crítica del fanatismo religioso, que justifica el homicidio y los abusos contra un enemigo ideológico

Valor de la memoria histórica para recuperar la perspectiva de las víctimas

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Valle Inclán, Luces de Bohemia (fragmento)


DON LATINO: Levántate. Vamos a caminar.
MAX: No puedo.
DON LATINO: Deja esa farsa. Vamos a caminar.
MAX: Échame el aliento. ¿Adónde te has ído, Latino?
DON LATINO: Estoy a tu lado.
MAX: Como te has convertido en buey, no podía reconocerte. Échame el aliento, ilustre buey del pesebre belenita. ¡Muge, Latino! Tú eres el cabestro,y si muges vendrá el Buey Apis. Lo torearemos,
DON LATINO: Me estás asustando. Debías dejar esa broma.
MAX: Los ultraístas son unos farsantes. El esperpentismo lo ha inventado Goya. Los héroes clásicos han ido a pasearse en el callejón del Gato.
DON LATINO: ¡Estás completamente curda!
MAX: Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada.
DON LATINO: ¡Miau! ¡Te estás contagiando!
MAX: España es una deformación grotesca de la civilización europea.
DON LATINO: ¡Pudiera! Yo me inhibo.
MAX: Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas.
DON LATINO: Conforme. Pero a mí me divierte mirarme en los espejos de la calle del Gato.
MAX: Y a mí. La deformación deja de serlo cuando está sujeta a una matemática perfecta. Mi estética actual es transformar con matemática de espejo cóncavo las normas clásicas.
DON LATINO: ¿Y dónde está el espejo?
MAX: En el fondo del vaso.
DON LATINO: ¡Eres genial! ¡Me quito el cráneo!
MAX: Latino, deformemos la expresión en el mismo espejo que nos deforma las caras y toda la vida miserable de España.
DON LATINO: Nos mudaremos al callejón del Gato.

 

Ramón María del Valle-Inclán, Luces de bohemia (1920-1924).

 

 

Temas

Crítica de la sociedad española por comparación con la civilización europea

El esperpento es la verdadera vanguardia hispánica

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Unamuno, San Manuel Bueno, mártir (fragmento)


–Entonces –prosiguió mi hermano– comprendí sus móviles, y con esto comprendí su santidad; porque es un santo, hermana, todo un santo. No trataba, al emprender ganarme para su santa causa –porque es una causa santa, santísima–, arrogarse un triunfo, sino que lo hacía por la paz, por la felicidad, por la ilusión si quieres, de los que le están encomendados; comprendí que si les engaña así –si es que esto es engaño– no es por medrar. Me rendí a sus razones, y he aquí mi conversión. Y no me olvidaré jamás del día en que diciéndole yo: «Pero, Don Manuel, la verdad, la verdad ante todo», él, temblando, me susurró al oído –y eso que estábamos solos en medio del campo–: «¿La verdad? La verdad, Lázaro, es acaso algo terrible, algo intolerable, algo mortal; la gente sencilla no podría vivir con ella». «¿Y por qué me la deja entrever ahora aquí, como en confesión?», le dije. Y él: «Porque si no, me atormentaría tanto, tanto, que acabaría gritándola en medio de la plaza, y eso jamás, jamás, jamás. Yo estoy para hacer vivir a las almas de mis feligreses, para hacerles felices, para hacerles que se sueñen inmortales y no para matarles. Lo que aquí hace falta es que vivan sanamente, que vivan en unanimidad de sentido, y con la verdad, con mi verdad, no vivirían. Que vivan. Y esto hace la Iglesia, hacerles vivir. ¿Religión verdadera? Todas las religiones son verdaderas en cuanto hacen vivir espiritualmente a los pueblos que las profesan, en cuanto les consuelan de haber tenido que nacer para morir, y para cada pueblo la religión más verdadera es la suya, la que le ha hecho. ¿Y la mía? La mía es consolarme en consolar a los demás, aunque el consuelo que les doy no sea el mío». Jamás olvidaré estas sus palabras.

–¡Pero esa comunión tuya ha sido un sacrilegio! –me atreví a insinuar, arrepintiéndome al punto de haberlo insinuado.

–¿Sacrilegio? ¿Y él que me la dio? ¿Y sus misas?

 

Miguel de Unamuno, San Manuel Bueno, mártir (1930).

 

Temas

Conflicto entre razón y fe

Las religiones como consuelo de los pueblos

Libertad religiosa: “todas las religiones son verdaderas”

Valor del servicio a los demás por encima de la fe

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Gabriel García Márquez, Crónica de una muerte anunciada (fragmento)


Yo mismo exploré muchas veces con las aguas hasta los tobillos aquel estanque de causas perdidas, y sólo una casualidad me permitió rescatar al cabo de cinco años de búsqueda unos 322 pliegos salteados de los más de 500 que debió de tener el sumario.

El nombre del juez no apareció en ninguno, pero es evidente que era un hombre abrasado por la fiebre de la literatura. Sin duda había leído a los clásicos españoles, y algunos latinos, y conocía muy bien a Nietzsche, que era el autor de moda entre los magistrados de su tiempo. Las notas marginales, y no sólo por el color de la tinta, parecían escritas con sangre. Estaba tan perplejo con el enigma que le había tocado en suerte, que muchas veces incurrió en distracciones líricas contrarias al rigor de su ciencia. Sobre todo, nunca le pareció legítimo que la vida se sirviera de tantas casualidades prohibidas a la literatura, para que se cumpliera sin tropiezos una muerte tan anunciada.

Sin embargo, lo que más le había alarmado al final de su diligencia excesiva fue no haber encontrado un solo indicio, ni siquiera el menos verosímil, de que Santiago Nasar hubiera sido en realidad el causante del agravio. Las amigas de Ángela Vicario que habían sido sus cómplices en el engaño siguieron contando durante mucho tiempo que ella las había hecho partícipes de su secreto desde antes de la boda, pero no les había revelado ningún nombre. En el sumario declararon: «Nos dijo el milagro pero no el santo». Ángela Vicario, por su parte, se mantuvo en su sitio. Cuando el juez instructor le preguntó con su estilo lateral si sabía quién era el difunto Santiago Nasar, ella le contestó impasible:

-Fue mi autor.

Así consta en el sumario, pero sin ninguna otra precisión de modo ni de lugar.

Durante el juicio, que sólo duró tres días, el representante de la parte civil puso su mayor empeño en la debilidad de ese cargo. Era tal la perplejidad del juez instructor ante la falta de pruebas contra Santiago Nasar, que su buena labor parece por momentos desvirtuada por la desilusión. En el folio 416, de su puño y letra y con la tinta roja del boticario, escribió una nota marginal: Dadme un prejuicio y moveré el mundo.

Debajo de esa paráfrasis de desaliento, con un trazo feliz de la misma tinta de sangre, dibujó un corazón atravesado por una flecha. Para él, como para los amigos más cercanos de Santiago Nasar, el propio comportamiento de éste en las últimas horas fue una prueba terminante de su inocencia.

Gabriel García Márquez, Crónica de una muerte anunciada (1981).

 

Temas

Crítica de los prejuicios: el honor patriarcal, la vergüenza que pesa sobre las mujeres

Crítica de una sociedad violenta, que fabrica chivos expiatorios (venganza contra inocentes)

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Luis Cernuda, “Peregrino”


PEREGRINO

¿Volver? Vuelva el que tenga,
tras largos años, tras un largo viaje,
cansancio del camino y la codicia
de su tierra, su casa, sus amigos,
del amor que al regreso fiel le espere.

Mas, ¿tú? ¿Volver? Regresar no piensas,
sino seguir libre adelante,
disponible por siempre, mozo o viejo,
sin hijo que te busque, como a Ulises,
sin Ítaca que aguarde y sin Penélope.

Sigue, sigue adelante y no regreses,
fiel hasta el fin del camino y tu vida,
no eches de menos un destino más fácil,
tus pies sobre la tierra antes no hollada,
tus ojos frente a lo antes nunca visto.

Luis Cernuda, Desolación de la quimera (1956-62)

 

Temas

Desarraigo y ruptura con la tierra nativa (símbolo: Itaca)

La “España peregrina”: vivencia de los exiliados republicanos o antifranquistas que no quieren volver (símbolo: Odisea sin regreso)

Valor supremo de la libertad personal (frente a sus limitaciones por la dictadura franquista)

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.

Comentario crítico: Antonio Machado, “El mañana efímero”


EL MAÑANA EFÍMERO

 

La España de charanga y pandereta,

cerrado y sacristía,

devota de Frascuelo y de María,

de espíritu burlón y de alma quieta,

ha de tener su mármol y su día,

su infalible mañana y su poeta.

El vano ayer engendrará un mañana

vacío y ¡por ventura! pasajero.

Será un joven lechuzo y tarambana,

un sayón con hechuras de bolero,

a la moda de Francia realista,

un poco al uso de París pagano,

y al estilo de España especialista

en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,

vieja y tahúr, zaragatera y triste;

esa España inferior que ora y embiste,

cuando se digna usar de la cabeza,

aún tendrá luengo parto de varones

amantes de sagradas tradiciones

y de sagradas formas y maneras;

florecerán las barbas apostólicas,

y otras calvas en otras calaveras

brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana

vacío y ¡por ventura! pasajero,

la sombra de un lechuzo tarambana,

de un sayón con hechuras de bolero:

el vacuo ayer dará un mañana huero.

Como la náusea de un borracho ahíto

de vino malo, un rojo sol corona

de heces turbias las cumbres de granito;

hay un mañana estomagante escrito

en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,

la España del cincel y de la maza,

con esa eterna juventud que se hace

del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,

España que alborea

con un hacha en la mano vengadora,

España de la rabia y de la idea.

 

 

Antonio Machado, Campos de Castilla (edición de 1917, Poesías completas).

 

Temas

Crítica del tradicionalismo y la España anclada en el pasado

Esperanza en una revolución popular, comandada por la juventud (cfr. revoluciones en Rusia y Alemania)

etc.

 

PUBLICA EL COMENTARIO CORRESPONDIENTE, INDICANDO EL GRUPO AL QUE PERTENECES.

Escribe primero el texto en un procesador y, luego, copia y pega el resultado en forma de comentario a esta entrada. Ordena correctamente tu redacción, sin olvidar la separación de párrafos.

Puedes repasar el esquema del comentario crítico en el siguiente enlace: Práctica del comentario crítico.